Cuelga tus recuerdos – SaalDigital

Una vez más me vuelve a sorprender Saal-Digital, esta vez con sus cuadros. No hace mucho Saal-Digital me envió unos de sus álbum maquetado y diseñado por mi con la ayuda de su programa gratuito de maquetación que tienen, por si no lo habéis visto y queréis echarle un vistacito (prometo que no tiene desperdicio) aquí tenéis el post “Album de fotos personalizado – Saal-Digital“, sin más dilación comienzo a contaros que me ha parecido los cuadros de Saal-Digital.

Antes de empezar quiero volver a mencionar que no les gana nadie en rapidez y en preparación del paquete, llego en solo unos días y el embalaje totalmente seguro y bien acolchado. Si sois unos impacientes como yo y me ahoga el ansia viva por tener el producto en el momento, lo recomiendo 100%

Ya preparada en su web busque el apartado de cuadros, tienen 6 diferentes tipos de impresiones en soportes rígidos y tengo que confesar que me costo un poco decidirme, porque todos me llamaban la atención, así que me decante por Alumino Dibond Butlerfinish por sus características tan modernas y actuales, yo que estoy acostumbrada al papel de revelado convencional, mate o brillo, éste me parecía bastante innovador la verdad, según dice en la web promete en el aspecto que resaltarán sobre todo las zonas gráficas de color claro, donde aparece la superficie pulida del aluminio, dando un toque original y elegante a su imagen con un efecto sensacional de la imagen.

Sus características son:

  • Panel de aluminio compuesto de 3 mm de grosor
  • La superficie pulida del aluminio presenta reflejos en aquellas partes claras de la imagen
  • Impresión directa UV de 6 tintas, incluidas las tintas light
  • Dimensiones personalizadas al centímetro
  • Opcionalmente con bastidor de aluminio de primera
  • Para profesionales: disponible perfil ICC

Su acabado es metálico y brillante y conforme le da la luz en las partes claras presenta unos reflejos muy agradables a la vista, es bastante rígido y me da la impresión que con el paso del tiempo no perdería su forma recta original a pesar de solo tener 3mm de grosor, es bastante robusto, y lo bueno también de elegir este material es que sirve para cualquier rincón con distintas temperaturas, como por ejemplo cocina, baño e incluso exterior, es un todo terreno de cuadro.

El tamaño que elegí para mi cuadro es 40×50, pero puedes escoger la opción de poner el tamaño que quieras y no hace falta basarse en los tamaño estándar que te proponen, así que es una buena alternativa para hacer composiciones o tener un cuadro un poco diferente. A su vez puedes elegir el tipo de soporte para colgar el cuadro y yo elegí este, que les llaman colgadores estándar, me pareció el más fácil y cómodo de colocar, aunque yo aun no lo he colgado ya me que no me ha dado tiempo y quiero estar segura de elegir la papred o rinconcito perfecto para que se luzca este cuadro.

Estoy encantada con esta maravilla de cuadro, cuando le da la luz brilla por si solo.

Y como digo al principio del post, me vuelve a sorprender por su rapidez, material, acabado y atención al cliente, les doy un 10 en todos estos aspectos, gracias Saal-Digital.




Deja un comentario